Tipos de brackets (Frenillos) – La gran pregunta que todos se hacen 

¿Qué tipos de brackets debo utilizar para mis dientes?

¡Elige los mejores brackets para ti!

De los brackets del pasado, a la tecnología que se conoce hoy, hay una gran diferencia y evolución, y debemos estar agradecidos por el avance en tratamientos dentales que se conocen hoy en día.

Los tips de brackets simplemente han cambiado con el tiempo

La ortodoncia ha llegado a revolucionar la vida de las personas, ya que ahora no hay excusas que valgan para no tener unos dientes bellos y perfectos, y todo esto se pone mejor cuando te das cuenta que ahora tienes una amplia gama de elección de frenillos para corregir la dentadura.

A continuación descubrirás los tipos de brackets que hay en el mercado y cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades.

¿Para qué sirven los diferentes tipos de brackets?

Los brackets sirven para muchas situaciones dentales, entre las que destacan

  1. Las caries dentales
  2. Enfermedades de encías
  3. Pérdidas de dientes, masticación y habla afectadas
  4. Desgaste de esmalte dental
  5. Problemas de mandíbula entre otros

¿Cómo empezaron los brackets?

Aquí te vamos a hablar brevemente sobre algunos mitos y verdades sobre este tratamiento.

Los brackets fueron creados hace ya varios años por el famoso francés, y padre de la odontología moderna, Pierre Fauchard, y que más tarde fue perfeccionado por el padre de la ortodoncia, J. N. Farrar. Farrar fue el primero en sugerir el uso de la aplicación de la fuerza moderada a intervalos programados para que los dientes se movieran hasta quedar rectos y perfectos.

Antes de que descubras cuál es el tratamiento que más le conviene a tus necesidades de tiempo y estética, te vamos a compartir algunos mitos que hasta ahora hacían parecer a este tratamiento como algo insoportable.

Mitos sobre los diferentes tipos de brackets

tipos de bracketsEl dolor de los frenillos es insoportable: Mentira.
Es verdad que cuando tienes cita para apretarlos o los primeros días luego de haber sido colocados, sentirás una molestia, pero nada que no se pueda aguantar o no se calme con algún anti inflamatorio o cera para evitar las posibles heridas en tu boca.

Los brackets te hacen bajar de peso: Verdad.
No es que vayas a perder 20 libras con el tipo de brackets que elijas, pero sí es verdad que debido a la dieta que debes seguir en la que se prohíben chicles, manzanas, alimentos duros y algunas grasas, tu cuerpo perderá peso; además, debes saber que cada ves que te ajustan los frenillos, los dientes quedan levemente sensibles, por lo que no querrás masticar mucho.

Cuando usas brackets no puedes besar bien: Falso.
Una de las preguntas más frecuentes en la clínica dental es si utilizar este tratamiento te complicará besar a tu pareja, pero esto es totalmente mentira, con la tecnología que se utiliza actualmente, los artefactos no afectan entre tú y tu pareja, por lo que deja de preocuparte que este tratamiento no interfiere entre tu vida y tú.

La ortodoncia es extremadamente costosa: Falso.
Hace algunos años utilizar brackets era un proceso bastante costoso; sin embargo, ahora que se ofrecen tantas opciones los precios varían según lo que tu quieras elegir; además, consultar a tu dentista sobre esto puede ayudarte a seleccionar un tratamiento que se adapte no solo a tus necesidades estéticas, sino al precio que tu bolsillo pueda pagar sin problemas. Actualmente se ofrecen incluso planes de extrafinaciamiento que harán que el precio sea de lo que menos tengas que preocuparte.

Utilizar brackets genera bacterias, caries y una pésima higiene: Falso.
Obviamente tener aparatos en tu dentadura genera más complicaciones al momento de limpiar tus dientes, pero el dentista se encargará de darte la información necesaria para que puedas mantener la higiene incluso mejor que antes de utilizar la ortodoncia. Está comprobado que quienes utilizan estos aparatos suelen llevar una mayor higiene y cuidado dental.

Así que ya sabes, si lo que te detiene a mejorar tu sonrisa, es alguno de estos extraños mitos, ya no hay ninguna excusa, y lo único que te queda ahora es elegir entre los distintos tipos de brackets que el mercado te ofrece para que tu sonrisa sea la mejor de todas.

Si aún te queda alguna duda sobre la utilización de estos aparatos, lo mejor es que hagas una llamada o visites a los expertos para que así un dentista capacitado te pueda resolver otras dudas que puedan surgir.

Algo que debes analizar es si realmente tus dientes necesitan utilizar brackets o algún otro tipo de tratamiento, y aunque eso te lo dirá el dentista en tu primera cita, aquí te contamos cuándo es recomendable utilizar frenillos por un tiempo.

¿Qué tuercen los dientes?

Los dientes blancos y rectos suelen ser asociados con salud y belleza, pero debemos ser conscientes de que casi ninguna dentadura perfecta es natural.

Muchos factores influyen en la torcedura dental, ya sea

  1. La falta de espacio en la boca
  2. El chuparse el dedo
  3. El uso tardío de biberón en los bebés

Otras situaciones que hacen que los dientes no salgan correctamente; por lo que según estudios, más del 75% de las personas deben someterse a un tratamiento de ortodoncia, y si quieres saber cuándo es necesario utilizarlos aquí te damos algunos consejos.

¿Cuándo se recomienda utilizar los diferentes tipos de brackets?

  1. Dientes con maloclusiones (torceduras, dientes superpuestos y demás).
  2. Es bueno que sepas que las maloclusiones no son simples errores de estética, sino que pueden generar mayores problemas como caries e infecciones por la complicación de la limpieza de los dientes.
  3. Cuando tus dientes están muy separados.
  4. Cuando tu mordida está torcida, y esto es algo a lo que le debes prestar mucha atención porque el tipo de brackets que elijas te ayudará a evitar varios problemas como problemas al masticar, dolores de cabeza o infecciones severas en las encías.

Ahora que ya sabes algunos datos interesantes que debes tener en cuenta para utilizar un buen tratamiento de ortodoncia, y has descubierto que no se trata solamente de un problema estético, sino de algo que puede afectar tu salud, es importante que sepas también que existen en la actualidad mucho tipos de frenillos, y aquí te compartimos las mejores para que puedas hacer tu cita con tu dentista y elegir la mejor opción.

¿Qué tipos de brackets existen?

tipos de bracketsLos brackets metálicos
Estos son los más conocidos y los más antiguos, su resultado es rápido y muy efectivo, su funcionamiento consiste en que los dientes utilicen un soporte de metal para colocarse en su posición correcta y es importante que sepan que son necesarios cuando los dientes torcidos están muy afectados, ya que los resultados de estos frenillos a los que también se les conoce como brackets fijos no se pueden conseguir con los sistemas ortodónticos más modernos.

Estos funcionan perfectamente para tratar problemas de torcedura por accidente o nacimiento, mala mordedura, dientes superiores salidos o para cerrar espacios entre los dientes.

La ventaja de este tratamiento es que los resultados se ven inmediatamente y el proceso es rápido, durando entre ocho meses o un año, pero la desventaja que presentan es simplemente que a las personas no les gusta mostrar metal en su sonrisa, y son muy evidentes visualmente.

Los brackets estéticos
Con las tecnología actual estos se han vuelto muy famosos entre las personas, ya que tienen resultados efectivos y no se ven a simple vista en la boca. Con los materiales de los brackets se ha avanzado muchísimo y actualmente existen frenillos estéticos que prácticamente no se ven e incluso se pueden poner detrás de los dientes, manteniendo su efectividad en la corrección de mordidas y alineación de los dientes. Los resultados y beneficios de estos son los mismos que los de los frenillos metálicos, pero a eso se le agrega que el paciente tiene más confianza y autoestima porque no se ven tanto, se evita el desgaste dental, sirve para ortodoncia infantil y de adultos y es imprescindible si el paciente es alérgico al metal (existen varios casos). Un problema con este sistema es que el proceso es levemente más tardado. Entre las opciones de brackets estéticos están los de zafiro, porcelana y los muy famosos Invisalign, que son férulas invisibles con la misma utilidad que los brackets. También se le llama ortodoncia invisible y los más conocidos son los de la marca comercial Invisalign.

Los brackets linguales
Son un sistema personalizado para cada paciente, y no se necesitan aparatos muy grandes o complejos, el tiempo de tratamiento se puede llegar hasta a duplicar a diferencia del de los frenillos metálicos, pero es muy útil y los resultados son asombrosos. Las ventajas son muchísimas; por ejemplo, no se ven para nada al estar atrás de los dientes, y es esencial que se visite una clínica dental para que se pueda hacer un diagnóstico y así saber cómo va a proceder el tratamiento, las visitas no son tan constantes al centro dental, y además son muy cómodos y no causan daños a los dientes.

Ahora que ya sabes todo sobre la ortodoncia y los distintos tipos de brackets, es momento de que elijas lo que mejor te parezca y visites a tu médico dental para que puedan crear el plan que mejor se adapte a tus necesidades para decirle hola a la sonrisa perfecta.