Un solo diente mal posicionado o una pieza que se encuentre mal alineada pueden llegar a imposibilitarte de tener la sonrisa que siempre has querido e incluso a que pienses que colocarlo en una posición correcta sea muy doloroso o imposible, sin embargo esto ya no es así.

¿Conoces el término Ortodoncia y todos los beneficios que le podría acarrear a tu sonrisa? Aquí te presentamos uno de los procesos con mayor confiabilidad entre los pacientes a lo largo del paso de los años.

¿Qué es la Ortodoncia?

Los odontólogos describen la ortodoncia como la especialidad de la odontología encargada de corregir a los dientes y huesos de las mandíbulas que se encuentren mal posicionados con respecto al lugar que deberían ocupar, la finalidad de esto es conseguir una correcta alineación de los dientes superiores e inferiores.

¿La ortodoncia es solo por estética?

A pesar que la intención principal de los aparatos de ortodoncia es conseguir una sonrisa perfectamente alineada este proceso no es meramente estético y puede llegar a ser realmente importante. Los dientes que no están bien ubicados dentro de la boca pueden llegar a provocar espacios que se pueden convertir a largo plazo en un lugar de acumulación de bacterias y restos de comida, siendo causantes de serias enfermedades como las caries, la enfermedad periodontal y la pérdida de piezas dentales de forma precoz. Además de eso los dientes mal ubicados causan tensión en los músculos encargados de masticar llevando a serios dolores de cabeza, cuello, hombros y espalda, sin mencionar el hecho que impiden un aspecto perfecto de tus dientes.

Determinar si es necesario que utilices brackets puede ser un poco complicado pues en buena parte de los casos no es algo que se pueda ver a la ligera. Para saber si los necesitas o no, debes acudir donde un especialista en ortodoncia quien por medio de radiografías, exámenes, moldes de tus dientes hechos de yeso y fotografías digitales determinará si tienes algún problema que amerite que portes brackets.

Una vez hayas completado todos los exámenes diagnósticos llegará el momento en que decidirás qué tipo de frenos de ortodoncia necesitarás o cuáles te ayudarán a seguir con tu estilo de vida mientras corriges tus dientes.

Estos aparatos de ortodoncia se agrupan principalmente en dos grandes grupos, los aparatos fijos y los aparatos extraíbles.

 Aparatos de ortodoncia fijos

Los principales aparatos de ortodoncia fijos son:

  • Brackets metálicos

Éstos están hechos de acero inoxidable con una excelente calidad, y están compuestos por bandas fijas alrededor de los molares, brackets adheridos potentemente a cada pieza dental y alambres en forma de arco que unen todo el sistema. Su principal función se basa en ejercer presión a los dientes ajustando el largo del arco hasta que los dientes lleguen a su lugar. La principal ventaja de este sistema es su bajo precio y su posibilidad de intercambiar bandas de colores, haciéndolo ideal para los jóvenes.

  • Brackets de cerámica

También conocidos como brackets de porcelana, estéticos o de zafiro, son aparatos pequeños y transparentes que adaptan su color al de la superficie de tus dientes, su funcionamiento es igual que el de los brackets metálicos exceptuando su apariencia. Cabe destacar que además de ser invisibles no se manchan con los pigmentos que tienen los alimentos e incluso las bebidas.

  • Brackets linguales

Ésta opción es completamente invisible ya que están ubicados en la cara interna de tus dientes siendo una gran opción para las personas que no quieran mostrar que usan brackets. La diferencia principal, además de la ubicación, es que cada bracket no tiene la misma forma, de hecho están personalizadas dependiendo de la forma y tamaño de tus piezas dentales.

Aparatos de ortodoncia extraíbles

Existe una gran variedad de aparatos de ortodoncia extraíbles, sin embargo no todos son muy populares. Entre los más comunes encontramos:

  • Alineadores

Éstas son una serie de placas alineadoras que acomodan los dientes bajo el mismo principio que utilizan los brackets fijos, la diferencia es que éstos deben ser removidos al momento de comer y cepillarse los dientes.

  • Retenedores

Consiste en una placa ubicada en la parte superior interna de la boca, con este aparato se evita que los dientes se muevan fuera del sector que les corresponde.

  • Separadores

Estos son pequeños arcos removibles que apartan los labios y las mejillas de la superficie de los dientes, con éstos se evita la presión que ejercen estos músculos y que a largo plazo pueden mover de lugar las piezas dentales.

Los aparatos de ortodoncia son realmente útiles y pueden solucionar todo tipo de malformación en tus mandíbulas y mal alineación de tus dientes, un correcto cuidado y una perfecta limpieza es lo que se necesitará para mantener tus brackets perfectamente limpios.

Adecúa el que sea más conveniente para ti y olvídate de los estereotipos que se le han hecho a quienes usan frenos de ortodoncia. Sin importar si decides lucirlos en su máxima expresión u ocultarlos tras tus dientes, te aseguramos que un proceso sin dolor, sin estrés y con uno de los mejores resultados está disponible para ti en Clínicas Dentales Sonríe.