Desde que éramos muy pequeños aprendimos lo importante que es tener una correcta limpieza dental para evitar que cualquier tipo de bacterias habitaran en nuestra boca, eliminar el sarro, prevenir la gingivitis y mantener siempre una sonrisa resplandenciente. Puede que hayas combatido las caries reduciendo el exceso de azúcares en tu dieta o cepillándote muy bien los dientes después de cada comida.

En este mes del amor y la amistad, donde los sentimientos están a flor de piel, quizá haya un aspecto que estés descuidando y que impacta en tu salud bucal: los besos. ¿Puede un beso ser la causa de serias enfermedades en tus dientes y encías? Aquí te presentamos las causas y consecuencias que un beso te podría acarrear.

Tu boca es una de las partes del cuerpo que representa uno de los mejores lugares de albergue o escondite para centenares de bacterias, hongos, virus y demás seres microscópicos que existen, debido a las excelentes condiciones que ésta cavidad posee, como la temperatura estable, la oscuridad en la que generalmente se encuentra y sin mencionar la provisión constante de carbohidratos y azúcares que entran cada vez que ingieres algo, de hecho no es necesario siquiera que comas, basta con bostezar o aspirar por la boca para que estos seres entren libremente. Se estima que dentro de una boca promedio habitan alrededor de 700 tipos distintos de gérmenes con una población de 100 millones de bacterias por cada milímetro de saliva.

Pero tranquilo esto no es totalmente malo ya que con una correcta limpieza dental la saliva misma se encarga de desintegrar estas bacterias o empujarlas hasta el tracto digestivo donde se consumirán en los jugos de tu estómago e incluso, en pequeñas cantidades, pueden ayudar a proteger el esmalte de tus dientes.

Pero… ¿Afectan todas estas bacterias en un solo beso?

De acuerdo a los expertos, cuando una pareja se besa por más de diez segundos comparten alrededor de 80 millones de bacterias e incluso, al hacerlo repetidas veces en un mismo día la población bacteriana que habita ambas bocas se vuelve bastante similar.

Al no poseer un control adecuado, estas bacterias podrían multiplicarse descontroladamente y llegar a ser causas de serios problemas dentales entre los cuales figuran dos de los más comunes y serios, las caries y la gingivitis:

La gingivitis

Si bien está muy bien establecido que la gingivitis es una enfermedad totalmente bacteriana también hay estudios que demuestran que si la saliva de una persona con gingivitis hace contacto con la de una persona sin ésta y dicha persona no tiene un adecuado control en su limpieza dental, podría generarse un contagio afectando los dientes y las encías del nuevo paciente. Si ésta enfermedad dental no es tratada a tiempo podría llegar a causar una enfermedad periodontal, la cual causa sangrado de las encías, y en casos aún mayores podrían llegar a causar la pérdida de algunas piezas dentales.

Las caries

Esta enfermedad es causada por la acumulación de gérmenes debido a la placa bacteriana, en esta los microorganismos se adhieren al esmalte de los dientes en una placa pegajosa que al hacer contacto con las azúcares que ingieres crea un ácido que desgasta los dientes capa por capa. Estas bacterias se transportan por la saliva por lo cual un beso es un medio bastante propicio para su propagación.

A pesar que la saliva es el principal medio de propagación para estas enfermedades, cuando la saliva tanto propia como de la otra persona poseen una correcta higiene dental pueden ayudar a combatir muchas enfermedades en tus dientes debido a que las partículas de la saliva se encuentran equilibradas y actúan para eliminar el exceso de gérmenes en tu boca.

A pesar de ser enfermedades realmente serias que afectan la salud y la estética bucal, son realmente fáciles de evitar, si mantienes una buena higiene y acudes regularmente a tu dentista por una limpieza dental para eliminar el sarro o para hacerte un blanqueamiento.

Si bien la saliva de un beso posee muchos gérmenes y muchas enfermedades, una buena limpieza dental puede acabar con cada una de ellas.