Lamentablemente, la respuesta es ‘no’. Pero no todo está perdido, luego de años de evolución, los aparatos de ortodoncia han dejado de ser, en su mayoría, molestos, incómodos y antiestéticos. Hoy, los pacientes pueden tener una gran variedad de opciones que mejoran la comodidad y agregan estilo a su tratamiento.

Si estás por ponerte brackets y alguien te ha comentado que puedes escoger unos de colores para verte a la moda y muy original, en realidad no está en lo correcto. Los brackets en sí, sólo existen en presentaciones de metal, cerámica y zafiro. Lo que han querido decirte, es que existe una forma de hacer de este tratamiento algo más que una experiencia desagradable, y de colocarlos sin afectar la imagen, o incluso, dándole un toque especial.

Se trata de que las ligas que sostienen los brackets de metal al arco dental, puedan ser de colores, ya sea uno solo o la combinación de varios.

Esto será tan ingenioso como tú quieras, pues puedes cambiar el color de las ligas en los brackets en cada una de tus consultas, o puedes pedir que combinen con algún motivo, evento, estación, bandera o sólo ir usando diferentes combinaciones de tus colores favoritos.

Antes de iniciar esta aventura te recomendamos:

  • Verificar con tu ortodoncista los colores de ligas disponibles para que lleves en tus brackets.
  • Elige las ligas de colores con anticipación, para que tu dentista las tenga listas.
  • Como tip, considera que los colores de ligas más oscuros, como el morado o azul marino, harán ver tus dientes más blancos.
  • Analiza tu vestimenta habitual y considera los colores que mejor combinarán con tu atuendo diario. Por ejemplo, si acostumbras usar colores primarios, unos brackets con ligas de colores primarios, serán una buena opción; en cambio si te gusta vestir colores brillantes, o es estación colores vivos, lo mejor será que elijas unas ligas de colores neutros.
  • Para los tonos de piel y cabello más oscuros, los brackets de colores como azul, turquesa, naranja, verde, fuscia, rosado o morado, dependiendo de tus gustos. Mientras que para tonos de piel y cabello más claros, los colores de las ligas en los brackets pueden variar entre azul profundo, bermellón, bronce, salmón, frambuesa, rojo, azul rey o verde azulado.
  • Anticipa las ocasiones especiales, como Halloween, Navidad, algún encuentro de tu equipo favorito o una competencia escolar, para armonizar los colores en los brackets con lo del tema.

Te preguntarás si esta opción sólo es viable con los brackets de metal.

Las ligas de colores también pueden usarse en los brackets estéticos, transparentes o cerámicos, y puedes cambiarlas nuevamente por las ligas perladas o transparentes en tu siguiente tratamiento para experimentes con esta forma de colorear tu sonrisa.

¿Fiesta de disfraces? Las ligas de los brackets son tan variadas, que algunas veces podrás encontrarlas en colores fosforescentes, de forma que tus brackets brillarán en la oscuridad.

Los brackets de colores, o los colores en las ligas de éstos, pueden ser la opción perfecta para convencer a los más pequeños de realizarse el tratamiento de ortodoncia sin que se sientan mal con su aspecto. Cuando existe la necesidad de que los niños utilicen brackets para corregir algún problema de malformación, el uso de las ligas de colores puede ser una ayuda importante para que su colocación y revisión no sea una experiencia traumática y negativa, al combinarlos con los colores de su uniforme, o su equipo deportivo favorito, el niño ganará confianza para usarlos e incluso, dejarse cambiar las ligas por otras con los colores de su superhéroe favorito en cada revisión.

Recuerda preguntar a tu dentista cuáles son las opciones disponibles y disponte a sonreír otra vez, luciendo unos brackets bonitos.