El blanco de tu sonrisa es un factor muy importante cuando te presentas  con las demás personas por lo cual mantenerla brillante y saludable es una muy buena idea.

A pesar que tengas un buen cuidado de tus dientes es muy común que lleguen a mancharse o decolorarse por el paso del tiempo creando una apariencia amarillenta en tu sonrisa. Aquí te presentamos una serie de consejos y técnicas para que las pongas en práctica y mantengas siempre una sonrisa hermosa y saludable.

Para poder empezar a enlistar las maneras de blanquear tus dientes es muy importante conocer la razón por la cual están amarillentos.

¿Por qué los dientes se vuelven amarillos?

Los dientes amarillos se deben a muchos factores externos entre los cuales destacan la genética, la comida y bebida que consumes a diario pero sobre todo, el tipo de limpieza dental que te realizas todos los días.

Un diente está formado por cuatro tipos distintos de tejidos: el cemento el cual se encarga de cubrir la raíz del diente; la pulpa que es la encargada de alojar los vasos sanguíneos y linfáticos; la dentina la cual cubre a los nervios dentro de una cubierta amarilla y el esmalte que cubre y protege toda la superficie del diente; son estos dos últimos tejidos los que se relacionan directamente con la decoloración de tus piezas dentales ya que son las que se encuentran en mayor contacto con los alimentos o bebidas que manchan los dientes, disminuyendo estos alimentos tus dientes recobrarán el blanco que buscas.

Pero, si tus dientes están amarillos, ¿sabes cómo hacer que vuelvan a su color blanco natural?

Evita los alimentos que causan manchas: Ciertos alimentos causan decoloración al consumirse de manera muy continua, esto no significa que debas descontinuar su consumo pero sí disminuirlo lo mayor posible.

Entre las bebidas que más causan decoloración en tus dientes se encuentran el café, el vino tinto, los refrescos y las bebidas deportivas debido al alto nivel de colorantes artificiales que le dan sus característicos colores vivos; de igual manera el vino blanco y los jugos naturales decoloran tus dientes debido a su alto nivel de acidez lo cual desgasta el esmalte del diente y hace que los colorantes se adhieran más fácilmente.

Entre los alimentos que causan más decoloración están los dulces con altos niveles de colorante, algunas frutas y verduras como las bayas y las remolachas, la cátsup y el curry; todos estos alimentos empiezan a manchar  tus dientes con el paso del tiempo.

Tomar mucha agua: Cuando consumas bebidas con mucho colorante bebe bastante agua inmediatamente, con esto reducirás la decoloración que tus dientes puedan sufrir.

Ten una correcta higiene dental: Desde cepillarte los dientes después de comer, usar hilo dental para eliminar las partículas de comida y visitar frecuentemente al dentista por una limpieza o blanqueamiento dental son actividades que marcarán la diferencia y que solo requerirán un par de minutos y un poco de disciplina.

Remedios caseros: Algunos productos blanqueadores como la pasta de dientes, el enjuague bucal, las bandas blanqueadoras e incluso el bicarbonato de sodio son soluciones caseras que pueden ayudarte en gran manera a pesar de necesitar un plazo de tiempo más largo.

Si estás interesado en blanquear tus dientes de manera rápida y sin dolor, Clínicas Dentales Sonríe te ofrece una de las mejores opciones para obtener resultados muy rápido por medio de tratamientos como los Blanqueamientos Dentales Láser o los Blanqueamientos Dentales Led con unos resultados excelentes.

Consigue una sonrisa brillante y hermosa con los métodos que Clínicas Dentales Sonríe te ofrece.