Si no estás contento o contenta con tu sonrisa, seguramente estés considerando acudir al dentista por cuestiones estéticas o incluso ya estás haciendo algún tipo de investigación al respecto. ¿Sabes exactamente cuáles son tus opciones para arreglar esto?

Dentro de tu investigación, seguramente habrás encontrado que las carillas son una de las opciones más populares para solucionar esto, pero sabes si ¿las carillas son la mejor alternativa para ti? ¿Identificas alguna de las 6 señales más comunes para poderlas utilizar? Si quieres saber exactamente a que nos referimos, a continuación te damos las 6 señales para saber si necesitas carillas dentales:

  • No eres feliz con tu sonrisa

Si estás leyendo este blog post es porque no estás cómodo o cómoda con tu sonrisa o simplemente te ganó la curiosidad. Pero en el caso de que no estés feliz con tu sonrisa, ¿qué es lo que no te gusta de ella? ¿tienes los dientes chuecos o manchados?

Existen demasiadas razones por las que podemos estar insatisfechos con nuestra sonrisa, así que lo único que tienes que hacer es llamar a tu dentista; el cual y mediante diferentes servicios, estará más que contento de ayudarte a satisfacer tus curiosidades y preguntas antes de iniciar un procedimiento de aplicación de carillas.

  • Dientes rotos, cuarteados o astillados

Existen diferentes maneras de arreglar los dientes, la aplicación de carillas, es una de las opciones recomendables para este tipo de problemas. Tal vez te golpeaste o masticaste algo demasiado duro y en consecuencia se dañó el diente. Dependiendo de este daño, tu dentista te recomendará una carilla personalizada con base en tus dientes, tipo de sonrisa y estructura ósea.

  • Manchas excesivas y decoloración en los dientes

Mucha gente suele utilizar productos que puede encontrar en la farmacia para el blanqueamiento de los dientes, sin embargo, estos no pueden tener los resultados esperados; tal vez se identifiquen algunos cambios, pero no los deseados. Para las personas que desean realizar un cambio radical ante esta situación, la aplicación de las carillas dentales es la mejor aplicación para lograr una sonrisa perfecta y con dientes más blancos.

  • Espacios entre los dientes

¿Existen espacios (grandes o pequeños) entre los dientes? Si tu respuesta es afirmativa, seguramente te gustaría cambiar esto. Los espacios usualmente hacen sentir a la gente avergonzada de reír o sonreír. En este caso, el especialista evaluará tu sonrisa con el objetivo de recomendare la mejor opción para solucionar esto.

  • Desgaste en los dientes

Es un hecho que los dientes sufren algún tipo de deterioro, ya sea por el uso o por el paso de tiempo., incluso por rechinar los dientes o también conocido como bruxismo. Si esto sucede con frecuencia, es muy común que la parte superior de los dientes se aplane, lo que eventualmente resultará en una complicación mayor. Si tienes o sufres de esta condición, las carillas pueden ser una gran opción, ya que restaurará la apariencia de los dientes e incluso el funcionamiento.

  • Dientes mal alineados, disparejos o irregulares

Para esta condición es importante saber el nivel de desalineación, ya que si es mínimo, las carillas son una gran alternativa; pero si la irregularidad o el alineados es significativo, lo más recomendables para esto es la ortodoncia.

¿Cómo saber realmente si soy candidato para usar carillas?

Además de las 6 señales que acabas de leer, existen algunas cosas que debes de considerar y tener en mente, como por ejemplo:

  • El compromiso a la excelencia: esto lo lograrás mediante una rutina oral y de higiene siguiendo los hábitos para mantener una boca sana, como lo son el cepillado, el uso de hilo dental, el uso de enjuague y la visita al dentista 2 veces al año.
  • Objetivos específicos: la estética de tu sonrisa es un segundo término, lo principal es la salud de tu boca. Una vez que tengas la certeza de que tienes y cuentas con una boca sana, puedes empezar a revisar opciones para mejorar la estética de tu sonrisa.

Ahora sabes perfectamente si la aplicación de carillas es la mejor opción para ti, no sin antes preguntarle a tu dentista si este es el procedimiento indicado que necesitas y con base en la condición y la salud de tu boca.